P.P.T. Valencia - Agora


Un escenario incomparable y unos jugadores fuera de lo común. Así son estos extraterrestres que nos hacen levantar de la silla casi cada punto para aplaudir y gozar del espectáculo. Si es verdad, es otro padel , pero al fin y al cabo es padel. Nos tienen maravillados y el padel nos tiene atrapados. En fin, una semana de locos con padel a todas horas. Pudimos compartir grandes momentos con los profesionales y también con nuestros amigos, clientes y colaboradores. Mi sensación personal, pues en mi salsa estaba. Disfrutando de cada momento y vibrando como el que más. La vida es caprichosa y va ligada a los destinos: por eso unos tipos de la elite padelera, grandes personas, con una energía positiva fuera de lo común, diferentes al resto, supieron aprovechar las horas bajas del número 1 Bela ( porque el otro, Díaz, lo veo mejor que nunca ), y del dopping del número 2 y 3 respectivamente, con lo que Bebe Auguste, apadrinado por los valencianos, aunque vive en Madrid, junto con Lima en su primer torneo juntos no dieron la talla. Miguel Lamperti y Maxi Díaz se alzaron con la victoria en el Agora en 50 minutos. Una lección de profesionalidad y dedicación a su trabajo. No dieron respiro a sus contrincantes. Para ellos el espectáculo terminó el día anterior. Era su torneo y no podían dejarlo escapar. Mientras que para Paquito Navarro y Allemandi su objetivo ya se había cumplido. Puede que los asados argentinos tengan pócimas secretas . . . . . . seguro que de motivación. Dar la enhorabuena desde Padel+, a Máximo Castellote por el trabajo que está realizando con Lamperti y Maxi.